Coste de contratar a un trabajador

En todo negocio llega un momento, tarde o temprano, en el que se hace necesario la contratación de un trabajador.

Por norma general lo ideal es retrasar el momento de contratar a un trabajador lo máximo posible, si bien es cierto, que hay determinados tipos de negocio en los que no te va a quedar más remedio que contratar de un principio.

En otras situaciones, serán circunstancias personales o particulares las que te lleven a la contratación de un trabajador.

Sea el motivo que sea tienes que tener claro que vas a incurrir en mayores costes, y lógicamente tu me dirás, ¡toma pues claro!

La cuestión es que lo primero que se te viene a la cabeza cuando te planteas contratar a un trabajador es su salario y lo que vas a pagar de seguridad social.

Hasta aquí completamente de acuerdo, la cuestión es que es posible que tengas que hacer frente a mas gastos además de esos, y eso es lo que quiero hacerte ver con este artículo.

Entonces ¿cuanto me cuesta contratar a un trabajador?

Bueno, no tanto pretendo indicarte cuanto sino cuales pueden ser esos costes, ya que el coste de estos variara en función de los gastos en los que tengas que incurrir y del momento, ya que todos sabemos que los precios de estos varían a lo largo del tiempo, y que por tanto te tocará calcularlos en la fecha o momento en el que te estés planteando contratar un trabajador.

Perfecto entonces ¿cuales son estos costes?.

1. Los salarios obviamente es uno de ellos. Aquí quiero indicarte que por favor negocies los salarios siempre en bruto, y no en neto.

¿Porque?, ten en cuenta que el coste para ti como empresa es el importe bruto, y no es lo que tu pagas a tu trabajador, ya que aquí ya esta descontado tanto la parte que el trabajador aporta a la seguridad social, como las retenciones que estas obligado a practicarle por ley.

Ten en cuenta que a pesar de que en el momento de pagar la nomina tu no desembolsas ese descuento que se hace de la seguridad social de trabajador, pero si que posteriormente tendrás que pagarlo a través de los seguros sociales, y tres cuartas de lo mismo pasa con las retenciones, que no las pagas en el momento al trabajador pero cuando llegue el trimestre tendrás que pagarlo a la agencia tributaria, a través del modelo 111 correspondiente a las retenciones practicadas.

Que ocurre, que si tu acuerdas con el trabajador que el salario que vas a pagarle (salario neto) es por ejemplo de 1.300€,  piensa que es posible que inicialmente le practiques una retención por ser un contrato temporal del 2%, pero en un futuro es posible que si sigues trabajando con esta persona, su tipo de retención aumente, lo que quiere decir que para mantener en neto esos mismos 1.300€ vas a tener que aumentar el bruto que le estas pagando para que una vez descontado ese porcentaje de retención mayor, le sigan quedando esos mismos 1.300€ netos que es lo que has acordado con el.

Además ese incremento de salario bruto, implicaría también un aumento del coste de seguridad social, ya que este se calcula en función de este.

Ten en cuenta que esas retenciones que tu le practicas en su nómina y que después ingresas en la agencia tributaria, constituyen para el trabajador un pago a cuenta para su declaración de la renta, y que por tanto no se trata de que su salario se haya reducido, sino que hacienda te obliga como empresario a retenerle un porcentaje sobre su salario.

2. La Seguridad Social, que tienes que pagar mensualmente, y que esta compuesto por una parte aportada por el trabajador, y otra aportada por la empresa. Y que el coste para la empresa puede variar dependiendo de la actividad desarrollada entre un 32% a un 38% de la base de cotización.

3. El hecho de tener trabajadores, implica la contratación de los Servicios de prevención, y que por norma general este servicio se contrata con carácter anual, independientemente de que tu solo vayas a tener contratado a un trabajador durante un periodo inferior.

Además de la obligación con carácter anual de la realización de la correspondiente revisión médica del trabajador, que estos mismos servicios de prevención suelen llevar a cabo, y que se pagan de forma adicional y separada a los servicios de prevención.

4. Según el convenio por el que se regule la actividad que lleves a cabo, estos pueden establecer la suscripción obligatoria por parte de la empresa, de un seguro de convenio  que viene a cubrir los accidentes que pueda sufrir el trabajador en el desempeño de su trabajo.

5. La contratación de personal implica la confección de las nóminas, y la elaboración de los seguros sociales, labor que por norma general y salvo que seas una gran empresa, no suele llevar a cabo la propia empresa, si no que estos servicios los contratas con tu asesoría, y que por tanto supone un gasto añadido más a la contratación de personal.

6. En algunos sectores de actividad como en el de la construcción, además la empresa tiene que facilitar al trabajador los Equipos de Protección Individual (casco, botas de seguridad, arneses..etc.), y en otras situaciones, es posible que tengas que comprarles uniformes si en la empresa quiere que los trabajadores lleven equipación corporativa.

7. En otros casos, y dependiendo de la actividad, esto sobre todo se puede dar en actividades de servicios, en los que hasta la fecha tenias contratados programas con licencia monopuesto, y al ampliar la platilla que requiere de la utilización simultanea de esos mismos programas hace que tengas que ampliar las licencias de los programas para poder trabajar en red, lo que va a suponer un mayor coste.

8. Además tendrás que dotar al nuevo trabajador de las herramientas necesarias para que esta pueda llevar a cabo su trabajo. Si hablamos de una oficina, tendrás que adquirir una mesa, sillas, además del ordenador e impresoras, si trabajas en la construcción, la compra de las herramientas para que este pueda desempeñar su trabajo…etc. Aqui dependerá de la actividad que lleves a cabo.

En fin  como puedes ver contratar a tu primer trabajador, no supone tan solo el gasto de salario y seguridad social, son más cosas, y que en muchos casos dependerá de cada negocio en concreto.

Por eso mismo te animo que antes de dar este paso, analices muy bien todos los gastos en los que vas a incurrir, y veas si el beneficio que este te reportará cubrirá los gastos que necesitas incurrir para su contratación.

Y si no te queda más remedio a pesar de todo de tener que contratar a un trabajador, por lo menos que tengas claros cuales van a ser los gastos en que vas a incurrir para que no te coja de sorpresa, y puedas hacer tus previsiones de tesorería.

Opt In Image

Suscríbete y consigue GRATIS el ebook

CUESTIONES QUE COMO EMPRESARIO TIENES QUE SABER

Por qué es vital conocer las cuentas de tu empresa
Facturas: cómo son y cómo emitirlas correctamente
Los impuestos y los modelos de Hacienda más habituales
¡Y mucho más!

2018-06-05T12:32:05+02:00 Por |Laboral|0 Comments

About the Author:

Licenciado en Ciencias Económicas y Empresariales, y consciente de la necesidad de una nueva forma de trabajo que englobe el trato personal y el trabajo digital, creé Magnus Asesores con la intención de ofrecer un servicio 360 al cliente.

Leave A Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.